La necesidad de la acción conjunta







Quienes me hacen el honor de leerme recordarán mi insistencia en la idea de que para derrotar al Partido de la Liberación Dominicana, dos cosas eran indispensables: formar la más amplia coalición opositora y crear una voluntad de cambio en la conciencia de la mayor parte de la población.

Esa voluntad de cambio existe y las encuestas tienden a confirmarlo. Pero la alianza amplia de la oposición resultó imposible y aquí tenemos una oposición dividida en bloques porque nadie estuvo dispuesto a sacrificar aspiraciones ni candidaturas, ni siquiera en aras de la necesidad de enfrentar al adversario común.

Aun así, aunque no exista esa coalición, las fuerzas opositoras tienen la posibilidad de hacer acciones conjuntas que vayan en beneficio político de todas. Por ejemplo, en febrero pasado, todos o casi todos los partidos oposicionistas firmaron un pacto en el cual se comprometieron a luchar por unas elecciones limpias y democráticas.

Abundan las evidencias de que, en nombre del combate al coronavirus, el partido y el candidato del gobierno están usando ilegalmente los resortes del poder y los fondos públicos en detrimento de los intereses políticos de la oposición y de la limpieza de las elecciones. Esto emplaza a los partidos firmantes del pacto de febrero a honrarlo cabalmente y salir al ruedo, no dispersos, sino todos y a una sola voz.

El partido oficialista está en las calles noche y día y aunque el Estado de Emergencia limita gravemente el campo de acción de los partidos oposicionistas, a estos nada les impide y por el contrario, es muy conveniente para ellos, el que, sin descuidar la búsqueda del voto con la gente, llevar a cabo determinadas actividades que pongan al pueblo en movimiento, así sea desde sus casas, como un caceroleo o un encendido de velas a nivel nacional, para poner dos ejemplos sencillos, que resultarían mucho más rotundos y exitosos si cada partido lo hace suyo.

Nadie tiene que sacrificar sus intereses propios ni desmontar candidaturas ni nada parecido, sino que cada quien desde su particularidad, empuje en la misma dirección y golpee en el mismo blanco.

Aun sin la alianza formal, la oposición tiene posibilidades de actuar mancomunada en diversos campos y ojalá lo haga, especialmente en este momento crítico del proceso que de seguro culminará con el cambio que la voluntad de la mayor parte de la población anhela.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Related

opinion 570852837910946093

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

LAS MÁS DESTACADAS

EL TIEMPO

item