No al racismo y la opresión





En los Estados Unidos a pesar de la proclamación de la igualdad de todos los seres humanos, lo cierto es que los norteamericanos al fundar su “nación imaginada”, en 1776, fundaron una comunidad que establecía jerarquías que diferenciaban pobres de ricos, mujeres de hombres, negros de blancos.

Bien lo sostiene Yuval N. Harari: “muchos de los que firmaron la Declaración de Independencia eran dueños de esclavos. Y no liberaron a sus esclavos después de firmar la Declaración… En su opinión, los derechos de los hombres tenían poco que ver con los negros” (“Sapiens, De animales a dioses”, 2014, Pág. 153).

La discriminación y el racismo en Estados Unidos, y en muchos otros países, no es algo que hace víctimas sólo a los afroamericanos, también los son los latinoamericanos, y los dominicanos como parte de ellos.

De ahí la participación de muchos dominicanos en las manifestaciones realizadas. Pero también internamente en República Dominicana, se practica la discriminación y el racismo.

Ahí están como simples muestras para confirmarlo, la declaración de la inteligente reina del último concurso de belleza de la República Dominicana, Clauvid Daly, quien ha declarado públicamente que por sus características étnicas, fue víctima de muchos comentarios desagradables y de la calificación de “haitiana”, luego de ser elegida.

Iguales señalamientos ha hecho sobre la conducta discriminatoria, nuestra artista internacional Amara La Negra. No nos llamemos a engaños: en el país hay racismo. Y los racistas deben saber que la discriminación y el racismo son un crimen y una expresión de gran atraso personal y social.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Related

opinion 4257933295070480730

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

LAS MÁS DESTACADAS

EL TIEMPO

item