Alcalde enciende alarmas de peligro sobre avance de segunda ola del COVID-19

 


Nueva York------Los casos de COVID-19 siguen aumentando en la ciudad de Nueva York, y si no se toman medidas inmediatas, la pesadilla de una segunda ola del virus será real muy pronto.

Así lo anunció este lunes con mucha preocupación el alcalde Bill de Blasio, tras advertir que la Gran Manzana está a punto de llegar a un abismo bastante riesgoso que pudiera echar por la borda la contención que desde hace varios meses se logró del coronavirus.

“Tenemos que evitar que ocurra una segunda ola aquí. Se está acercando peligrosamente. Les he estado diciendo durante semanas que teníamos la capacidad de detener una segunda ola. Y, durante semanas, nuestros números fueron más altos de lo que queríamos, pero se habían estabilizado.  Ahora, desafortunadamente, estamos viendo un crecimiento real en la tasa de casos positivos en esta ciudad y eso es peligroso”, aseguró el Alcalde en su conferencia de prensa diaria, donde urgió a todos a tomar esta alerta muy en serio.

“Tenemos una última oportunidad para detener una segunda ola. Así como luchamos contra el coronavirus después de marzo y abril, recuperamos la ciudad y la convertimos en uno de los lugares más seguros del país. Tenemos que hacerlo de nuevo y tenemos que actuar con urgencia”, dijo el demócrata, advirtiendo que los niveles de contagios del último día alcanzaron 2.36% y el consolidado de los últimos 7 días, 2.21%. Aunque se han logrado avances en áreas de Brooklyn y Queens, ahora hay serios problemas en Staten Island.

“El nivel de casos positivos está por encima del 2% y ha ido en aumento. Eso es un problema. Hemos superado con creces el umbral del número de casos que establecimos. El número de casos sigue aumentando, eso es un problema. Estamos viendo la transmisión en el hogar, estamos viendo la propagación en la comunidad, estamos viendo cosas que no hemos visto en mucho tiempo y tenemos que detenerlas”,  advirtió De Blasio.

No viajar en las fiestas

De Blasio también insistió en el llamado a que los neoyorquinos no viajen ni se congreguen en medio de la temporada de fiestas de fin de año que comienza con el Día de Acción de Gracias, y aseguró que aunque sabe que es algo doloroso, hay que hacerlo ya que la situación está tan delicada que no hay que jugar con fuego.

“Estamos en una situación peligrosa y tenemos que cambiar nuestros hábitos. No podemos correr el riesgo de volver a cierres más grandes en nuestra ciudad, nuestra economía, más y más restricciones. No podemos correr ese riesgo”, dijo el político, tras urgir a que no se relajen medidas como distanciamiento social, uso de tapabocas y hacerse la prueba del COVID-19. “Las vacaciones que asociamos con los viajes y las vacaciones que asociamos con reuniones en el interior, grandes comidas juntos, eso, desafortunadamente, este año no puede ser el caso (…) Si la gente evita las reuniones en interiores y usa una máscara, será crucial para cambiar esto”.

El Alcalde recalcó una vez más que una segunda ola implicaría medidas como las que vivió la ciudad hace varios meses.

“Dios no permita que esto continúe ni tengamos una segunda ola, que significa muchas más restricciones. Significa que, desafortunadamente, podría significar incluso tener que cerrar partes de nuestra economía nuevamente, lo que sería horrible para esta ciudad”, dijo el mandatario. “Sería horrible para el sustento de la gente. Podría significar tener que cerrar escuelas. Hay peligros obvios y reales aquí, y no queremos que eso suceda. Por eso digo a la gente que hay una última oportunidad para detener eso, y necesitamos que todos participen”.

Y a fin de que los neoyorquinos estén informados de primera mano sobre el comportamiento diario del virus, el alcalde anunció que el Departamento de Salud reanudará la presentación de datos en internet por cada código postal.

“Podrán ver los niveles de casos positivos por código postal, las tendencias que están sucediendo, los resultados de las pruebas, las tasas de transmisión, las cosas que realmente dirán exactamente lo que está sucediendo”, dijo el Alcalde. “Puede visitar nyc.gov/health/coronavirus. La idea aquí es tomar esta información y convertirla en poder. Tomar esta información y luchar con ella, usarla para decirnos lo que tenemos que hacer”.

El comisionado de Salud de la ciudad, Dave Chokshi, advirtió que con la llegada de la temporada de frío, crecen las condiciones para que “la mayoría de los virus respiratorios, como el coronavirus, se vuelvan más contagiosos”.

Ted Long, director del programa de pruebas y rastreo de Nueva York, anunció que este martes habrá una jornada de test en Staten Island con más de 75 voluntarios y personal que estará educando sobre los cuidados necesarios para evitar contagios en el ferry, el Staten Island Mall, Brick Town Center, y Forest Plaza. “Las pruebas son nuestra línea de visión en la lucha contra el coronavirus”, advirtió el funcionario.

Cuomo hace cambios en zona roja

El gobernador Andrew Cuomo también manifestó su preocupación por el avance del COVID-19 y aunque reveló como buena noticia que la zona roja de Brooklyn pasó ahora a ser zona de advertencia naranja, dejó claro que en aquellos vecindarios con incremento de casos, habrá restricciones.

“El COVID está aumentando en todo el país y el mundo, y esperamos que las tasas continúen subiendo durante el otoño y el invierno”, dijo el gobernador Cuomo, advirtiendo que mientras llega la vacuna, habrá que seguir con normas estrictas. “El pronóstico a largo plazo es vacunarse lo más rápido posible y administrar la vacuna de la manera más rápida, justa y equitativa posible. Mientras tanto, manejamos el aumento haciendo más pruebas y restricciones específicas cuando sea necesario, y siendo más agresivos sobre la aplicación de la ley”.

Cuomo insistió en que no se baje la guardia, ahora menos que nunca.

“Sé que la gente está cansada, la fatiga del COVID es real. Pero el virus no está cansado. Las zonas roja, naranja y amarilla son nuestra forma de decir que el virus está avanzando y vamos a aumentar las restricciones (en laz zonas con mayores contagios) y vamos a aumentar la aplicación de la ley”, dijo el gobernante estatal. “Cuando vemos un pequeño aumento, atacamos ese pequeño aumento, y los números muestran que funciona. Si nos mantenemos inteligentes y disciplinados, podemos manejar esto, pero será necesario que todos seamos duros en Nueva York“, concluyó el gobernante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related

SALUD 6816040936856556854

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

LAS MÁS DESTACADAS

EL TIEMPO

item