CARDIOLOGÍA PARA TODOS: El consumo de huevo

 

Por Ernesto Díaz Álvarez

Mientras realizaba mi cami­nata habitual (matutina) escuché a dos amigos dis­cutir sobre si comer o no comer huevos para ayudar al control de su colesterol en sangre, y pen­sé que Cardiología Para Todos, debía refe­rirse al tema.

Quisiera empezar señalando que el huevo ha sido un alimento victimizado injustamente desde hace algunas déca­das por la cantidad de colesterol que tie­ne la yema.

Debido a esta alta concentración de colesterol, se ha recomendado la dismi­nución del consumo del mismo como es­trategia terapéutica para reducir las con­centraciones sanguíneas de colesterol total y ayudar a prevenir la enfermedad coronaria.

Reportes derivados del Estudio Fra­mingham (USA) concluyen que el consu­mo de huevo no tiene relación con el co­lesterol total en sangre y, por ende, con la enfermedad coronaria. En Estados Unidos, luego de analizar 117,939 casos, se conclu­yó que no existe relación entre el consumo de huevo diario y el riesgo de sufrir enfer­medad cardiovascular o infarto.

La fracción lipídica (colesterol) del huevo, que se encuentra en mayor pro­porción en la yema, contiene grandes cantidades de ácido oleico y ácido linolei­co, ácidos grasos poliinsaturados y ácidos grasos moniinsaturados. Por otra parte el huevo tiene el nivel de fosfolípidos más alto de todos los alimentos de la dieta, lo cual resulta muy útil en el control de la hipercolesterolemia.

Estudios realizados sobre el tema en cuestión han revelado que solo un 20% de la población responde con elevación del colesterol en sangre al consumo rela­tivamente elevado de colesterol dietéti­co, y que causas genéticas y otros factores como el tránsito intestinal rápido o len­to, el sedentarismo y la obesidad, pueden también influir en las modificaciones de los niveles de colesterol en la sangre.

En tres grupos de jóvenes sanos se evaluó el efecto del consumo de 3,7 y 14 huevos semanales y después de 5 meses de dieta controlada se comprobó que no hubo diferencias significativas de las grasas en la sangre.

Otro estudio llevado a cabo en adultos sanos con el consumo de 2 huevos diarios añadidos a su dieta habitual, puso en evidencia que a las 6 semanas de seguimiento el colesterol bueno (HDL) habría aumentado un 10%, el colesterol total apenas un 4% y la relación colesterol total /HDL colesterol no se había modificado.

 

 

 

 

 

 


Related

opinion 181380678781903737

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD


LAS MÁS DESTACADAS

EL TIEMPO

item