Rusia e Irán construyen una ruta de transporte que desafía las sanciones occidentales


Moscu-------Rusia e Irán acordaron establecer una red de comunicaciones fluviales desde el este de Europa hasta el océano Índico. La nueva ruta comercial tiene como objetivo reducir en miles de kilómetros las vías existentes, así como evadir las sanciones occidentales impuestas a estos dos países, informa la agencia 'Bloomberg'.

"Los dos países están invirtiendo miles de millones de dólares para acelerar el transporte de mercancías a través de ríos y ferrocarriles unidos por el mar Caspio. Los datos de seguimiento de buques recopilados por Bloomberg muestran que decenas de buques rusos e iraníes, incluidos los sancionados, ya recorren esta ruta", destacó el medio.

Se estima que la ruta de 3.000 kilómetros atraviesa la región del Caspio. Así, el proyecto conectará el mar de Azov con los centros iraníes en el mar Caspio. Para ello, Moscú se encarga de establecer una red de comunicaciones fluviales entre dos mares durante todo el año, mientras Teherán está ocupado con la ampliación de su red ferroviaria hasta el puerto de Chabahar, en el golfo de Omán. También este proyecto ampliará el uso del corredor de transporte internacional Norte-Sur.

"Rusia e Irán, sometidos a una tremenda presión por las sanciones, se están volviendo el uno hacia el otro, y ambos miran también hacia el Este. El objetivo es proteger los vínculos comerciales de las interferencias occidentales y construir otros nuevos con las gigantescas economías asiáticas, en rápido crecimiento", destacó el medio.

La ruta marítima de Rusia a Oriente discurría por el mar del Norte y el Mediterráneo y tenía unos 14.000 kilómetros de longitud, señaló la agencia.

Asimismo, las partes prevén invertir en el proyecto unos 25.000 millones de dólares, según las estimaciones de María Sháguina, experta en sanciones y política exterior rusa del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos.

La publicación de Bloomberg comunicó que ya docenas de barcos rusos e iraníes, incluido aquellos que están sometidos a sanciones estadounidenses, ya navegan por esta ruta. Los buques que navegan por los ríos Don y Volga han comerciado tradicionalmente con productos energéticos y agrícolas, ya que Irán es el tercer mayor importador de grano ruso. Sin embargo, el comercio va a ampliarse. Moscú y Teherán han anunciado una serie de nuevos acuerdos comerciales que abarcan productos como turbinas, polímeros, suministros médicos y piezas de automóviles. Rusia también suministra combustible nuclear y componentes para el reactor iraní de Bushehr.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Related

internacional 7699759360325407068

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon


PUBLICIDAD

PUBLICIDAD






LAS MÁS DESTACADAS

EL TIEMPO

item